EL DESPERTAR TAMBIÉN ES UNA ILUSIÓN

El Despertar espiritual es una Ilusión. Forma parte del mismo juego. Igual que la Iluminación. Lo Iluminado ya está iluminado. Siempre ha estado, está y estará despierto.

Muchos pretenden Iluminar el personaje, sin darse cuenta de que es el mismo personaje el que lo está intentando. El que CREE que su misión, su destino, su propósito en la Vida es ése. El que no es Consciente de que es el “yo” personal el que CREE que está separado de Lo que Es. Pero tan sólo es una percepción.

La ola no es ola, es Mar. Si la ola se cree algo separado del Mar, creará un camino (con una serie de técnicas, sanaciones, teorías, metodologías…) cuyo destino será Ser el Mar. Pero no se da cuenta de que YA es Mar y de que no necesita llegar-regresar a ninguna parte porque YA Es y está en casa.

Es otro juego más dentro del Juego de la Vida. Una creencia más. Un pensamiento más. Un sueño más.

Muchos dirán: – Vale. Pero entonces sí que es necesario el Despertar a esa falsa percepción.

Tampoco. Porque tal y como Es cada uno, ya es perfecto. No es ninguna obligación ni meta para con la Vida el darse cuenta de que TODOS SOMOS UNO. El “darse cuenta” es irrelevante porque ya eres Perfecto tal y como eres, puesto que tú YA eres esa Vida, esa Unidad, que ya es Perfecta.

Es la CREENCIA de separación la que te hace sentir esa no Perfección

No existe tal cosa como “el propósito de la Humanidad”. La Vida (que es lo que somos) no tiene destinos. No tiene razones. No tiene “para qués”. Eso se lo inventa la mente humana.

La Vida simplemente ES. Y ya está.

– Entonces, ¿qué hago? Es indiferente. No es cuestión de hacer o de dejar de hacer, sino de SER. Y SER ya lo estamos siendo todo el rato porque no podemos dejar de SER en ningún momento. Ni siquiera cuando la Muerte física llama a nuestra puerta, pues no Somos nuestro cuerpo ni nuestras emociones ni nuestros sentimientos ni nuestros pensamientos. Somos EXISTENCIA. Y nada ni nadie puede acabar con ella. Con nosotros.

Algunos le ponen condiciones a la forma de vida humana. O al Amor. O al Ser. Pero tales condiciones son creadas por nuestra mente. Por la creencia de unos pensamientos espontáneos que nada tienen que ver con La Verdad.

Algunos CREEN que tienen que ser, pensar, sentir, comportarse de una manera determinada para estar en Casa. Para Iluminarse. Para Regresar al Hogar. Pero tan sólo es una creencia. Tan sólo es inconsciencia. Tan sólo es ignorar QUIÉN ERES en Realidad.

Somos esa Vida infinita, eterna, absoluta y perfecta que porta una máscara humana, pero que por el hecho de portarla no deja de ser lo que es.

Muchos pretenden ser lo que es perfeccionando esa máscara a través de una sanación interna y externa de unas heridas, traumas, golpes… que se han creído que tiene la máscara. De nuevo, ignoran que ya son lo que son SIEMPRE. Con heridas o sin ellas. Con consciencia o inconsciencia. Con amor o sin amor.

Muchos quieren que su personaje, su personalidad, su “yo”, su máscara sea Ilimitada. Cuando lo Ilimitado es lo sin máscara.

Es indiferente a qué dediques tu vida. Es indiferente cómo sea tu personalidad. Es indiferente que seas más así o menos asá. Es indiferente que seas feliz o infeliz. Que rías o llores, menos o más. Que comas carne o vegetal. Que asesines o bendigas. Que te levantes o no lo hagas. ES INDIFERENTE cómo es tu personaje.

La VIDA no juzga. No condena. No castiga. Es el personaje mismo, con la creación de unas ideologías, unos valores y una moral, quien lo hace.

Es como decir que el dictador de una película no debería existir dentro de la película. Que tendría que ser de otra manera. Que es un error del Director. Del guionista. Sería absurdo porque tal protagonista malvado, con todas y cada una de sus maldades, son irreales. Aunque al verlas, se sientan como muy reales.

La mayoría dan por hecho que todo nuestro personaje, que todo lo que vemos con nuestros 5-6 sentidos, que todo lo que experimentamos, es la Verdad. Cuando tan sólo son unos garabatos que la Vida (lo que Somos) está pintando en cada Instante.

No hay varias personas con una conciencia individual siendo Conscientes de la Vida.

Hay una única Consciencia, la misma para todos, que ES. Hay un único ojo que Ve. Hay una sola Tierra que el ser humano ha etiquetado-separado en varias partes. Pero es UNA aunque la mente humana la perciba como mar, río, océano, cielo, tierra, país, autonomía, ciudad, pueblo, región, montaña, roca, macizo bla bla bla.

Es como si el árbol se cree separado del bosque.

Hay una sola Existencia percibida por nuestra mente de infinitas formas a las que le hemos puesto un nombre. Pero este nombre no tiene ningún poder de separación real. Aunque sí puede tenerlo de separación imaginaria si no eres consciente de esa UNIDAD que las infinitas formas ES.

Es lo mismo que hacemos con un puzzle. De una imagen, de una UNIDAD, se crean (separándose) diferentes piezas. Pero la diferencia es que en lo que somos (VIDA) no existen tales piezas separadas que tengan que unirse de nuevo para que la Unidad sea Unidad. Sólo es una percepción mental. Nada más.

Todos los caminos, las experiencias, las “formas de”, las personalidades, las emociones, los pensamientos, los “yo”… son Perfectos. No hay nada que mejorar, que transformar, que cambiar para que evolucione a “lo que sea”.

TODO YA ES PERFECTO. No puede evolucionar.

SOMOS VIDA. Y la Vida se dedica a SER.

Que a ti no te guste o te encante lo que percibas, lo que experimentes, es indiferente. La Vida Es la que Es.

Y poco más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .