EL PASADO NO SE PUEDE SANAR

Es tan simple como que el pasado no existe. Y, ¿cómo vas a sanar algo que no existe? ¿Cómo vas a estar herido por algo que no está sucediendo?

Lo único Real es el Presente. Es lo que AHORA estás sintiendo. Lo que AHORA estás pensando. Lo que AHORA estás experimentando.

A este AHORA es al que hay que atender (no existe otro), no al de hace “nosécuantosaños”.

Y aunque parezca una nimiedad, no es lo mismo creer que es el pasado el que te provoca tu dolor, que saber que es un pensamiento que estás teniendo TÚ ahora el que te lo está causando.

Si crees la primera opción, echarás la culpa a ese pasado (personas incluidas) y harás mil y una virguerías para transformar una experiencia que YA no es real. Que es tan sólo un recuerdo. Y un recuerdo no es más que un pensamiento que estás teniendo. Y un pensamiento es una falsedad. Lo que indica que estarás actuando sobre una falsedad para eliminar el dolor que AHORA tienes. Lo que indica que no funcionará, aunque percibas MOMENTÁNEAMENTE que sí lo hace.

Cualquier estado que no sea el de PAZ viene provocado por una interpretación errónea de la Realidad.

Es así de simple. Así de real. Y así de Humano.

No podemos controlar previamente a nuestra mente y sus interpretaciones porque las hace por sí misma. Son automáticas. Por eso, no podemos evitar (por muy iluminados que estemos y seamos) sentir emociones. Ser Humanos. No podemos programarnos para estar o no estar eternamente en “modo” Paz.

No es una cuestión de dejar de sentir lo que sentimos, de dejar de pensar lo que pensamos, sino de COMPRENDER cómo funcionamos. De COMPRENDER “qué” somos. Para quitarnos importancia. Para saber RENDIRNOS a Lo Que Es y a lo que no está en nuestra mano cambiar.

Si eres Consciente de que no estás en Paz, primero ríndete a esa experiencia. No la rechaces. No la interpretes. No la juzgues.

Y segundo, date cuenta de que tu estado proviene de un juicio que tu mente ha hecho AHORA. No necesitas cambiar nada de ayer. Ni analizar de dónde viene. Sólo ser consciente de ello. Porque una vez eres Consciente, ya estás fuera de ese juicio (sea el que sea). Lo estás Observando. Estás siendo “la observación”, no “lo observado” (pensamiento-emoción). Y ahí se corta la no-paz y vuelves a tu estado natural.

Otra cosa es que al instante siguiente tu mente vuelva a juzgar espontáneamente “lo que sea” y vuelvas a entrar en no-paz.

Ésta es la explicación a lo que ocurre en nuestra mente y lo que provoca esa alteración de nuestro estado natural. No tiene nada que ver con tus historias pasadas ni con tus traumas en la niñez ni con el karma ni el transgeneracional ni con tu memoria de “no sé qué”.

Es tan sencillo como estar juzgando la realidad. Como estar creyéndote un pensamiento que está juzgando “algo”. Y eso lo hacemos todos, en mayor o menor medida. La única diferencia es que no todos somos conscientes de ello una vez sucede.

Pasarte la vida desentrañando todos y cada uno de los pensamientos que juzgan es entrar en un laberinto sin salida. Es entrar en bucle con la mente. Es aferrarte a la Rueda de Samsara.

Sólo se necesita un segundo de Consciencia para que desenmascare al Instante TODOS esos pensamientos que nos estamos creyendo en ese instante. No hay que ir uno por uno pues lo importante es el estado de Consciencia no el “de qué” eres consciente. No hay que poner el foco de atención, de “curación”, en el pensamiento sino en la Consciencia.

No hay ningún pasado que se sane, hay una creencia errónea que estás teniendo AHORA, que te está alejando de la Paz AHORA.

No es la experiencia pasada la que te está hiriendo, es la creencia que estás teniendo AHORA la que lo hace. Que no es lo mismo.

Dentro de este “cómo funcionamos” está el no poder controlar nada. Siendo nada también nuestro estado de Consciencia, de Observación, de Rendición que es el que nos aleja-acerca a nuestro estado natural de Paz Interior. Y que es igual de espontáneo que esos pensamientos-creencias que tenemos.

Por eso siempre digo que “es la Vida la que manda” y no nosotros, como Seres Humanos en los que la Vida que Somos se está expresando.

¿Qué puedes hacer “tú” para estar en Paz? En Realidad, muy honestamente y de Absoluta Verdad, NADA. ¿Por qué? Porque NADIE puede evitar esa espontaneidad, pues es “obra de Dios” y no obra de humano. No se puede practicar. No se puede entrenar. No se puede controlar.

El pasado no puede ser sanado porque no existe. Y lo que no existe, no puede estar herido.

Siempre estamos viviendo el Presente. No se puede ni abandonar ni perder. Da igual lo que hagas o dejes de hacer para intentar vivir más en el Presente. No se puede vivir más el Presente de lo que ya se está viviendo. Es absurdo. Otra cosa… es que tu mente juzgue ese Presente. Pero ese juicio se está haciendo en el Presente, así que tampoco te has ido fuera de él.

Jamás puedes dejar de estar Presente pues el Presente es lo único que existe. Es lo único que Eres.

Por mucho que disfraces una mentira de verdad, seguirá siendo una mentira.

Por mucho que rechaces una verdad, seguirá siendo Verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .