BIBLIA

El dolor hacía que sus dedos sangraran poesía. Tenía una vitrina repleta de premios. Tantos, como heridas en el Alma y en el cuerpo. Las (h)ostias que le fueron entregadas crearon sus Sagradas Escrituras. Y mientras sus memorias las lloraban verso a verso, sus seguidores las aplaudían golpe a golpe. Rezo a rezo. Las bautizaron como “Biblia”. Ella sigue llamándolas “Vida”. Mi Pura y Puta Vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .