LA VIDA ES UN GRAN INTERROGANTE

Dime, ¿de qué es lo único que puedes tener certeza? Te recuerdo que certeza no es creer, pensar o intuir. Que no respira en el mañana ni respira en el ayer.

Mi respuesta es: tan sólo de este Instante. Un Instante que es transparente. Que se viste de desnudez. Que se desnuda de tu piel. Conteniendo “tu piel” todas tus creencias sobre el Instante que se desnuda de tu piel…

La Vida es gran interrogante del que no podemos obtener respuesta

La podemos llenar de suposiciones, sí. Pero ninguna de ellas son Verdad cuando se dan, aunque luego las aciertes. Y la clave está en el luego. Un luego que no existe porque cuando llega… deja de ser luego para pasar a ser Ahora. Por lo que tu suposición también desaparece de la misma manera. Y es en la misma experiencia donde se da la respuesta. Ni antes ni después.

Un respuesta que tal como viene, se va. Una respuesta que los seres humanos queremos atrapar para sentirnos seguros. Para darle una patada a la incertidumbre, al vacío y a la soledad que nos genera el “no tener ni idea”.

La mayoría de personas no saben vivir “sin saber”. Necesitan desesperadamente una razón. Una causa. Un motivo. Un por qué. Un para qué. Y lo buscan sea donde sea. Sea como sea. Por muy poco que de Verdad sea…

¿Quién soy? ¿De dónde vengo? ¿A dónde voy? ¿Qué pasará cuándo muera? ¿Cuál es el sentido de la vida? ¿Qué pinto yo aquí?

¿Sabes por qué no vemos la verdadera “respuesta”? Porque no la contemplamos.

Porque no nos entra en la cabeza que la respuesta sea que no es posible conocer la respuesta. Porque no estamos mirando la Vida sino lo que interpretamos de la vida. Lo que nos han enseñado de la vida. Lo que hemos leído sobre la vida. Lo que nos hemos creído de la vida.

Y con tantos velos, lo único que escuchamos son nuestros pensamientos. Nuestros ruidos internos.

¿Alguna vez te has preguntado quién se hace las preguntas que te haces…? ¿Alguna vez te has preguntado para qué necesitas encontrar las respuestas?

Aquí y Ahora habita la certeza. ¿La certeza de qué? La certeza de lo incierta que es la Vida. Una certeza que hace, en un primer momento, que tus cimientos se tambaleen. Una certeza que, una vez Comprendida, te sujeta a la Vida con todas y cada una de sus brechas. Entendiendo brechas como alegrías y como penas por las que la Vida nos penetra hasta el infinito y más allá. Y más acá.

Para saber la Verdad tienes que estar dispuesto a quedarte vacío. A que se te derrumben todos tus credos. A Rendirte ante lo que llevas tanto tiempo batallando y, sin saberlo, perdiendo. Y, principalmente, a EXPERIMENTAR todo ello. Y no vale con memorarizarlo, con leerlo, con escucharlo o con cursearlo. Pues es en la experiencia donde respira la auténtica Gran Verdad.

Sí. La Vida es un Interrogante. Nosotros somos ese Interrogante. Y por mucho que nos conozcamos… jamás llegaremos a conocernos. Porque el Instante no se puede conocer, pues ES eternamente nuevo.

Porque el Instante tan sólo se puede SER.

O no. O sí. O no. O sí…

Un comentario sobre “LA VIDA ES UN GRAN INTERROGANTE

  1. !A Caray! !Mas claro imposible! O sea que no hay que seguir planteacndonos incógnitas Mejor que estas no existan en mi vocabulario. !Como siempre ! te estoy eternamente agradecida por tu regalo. Ya que es un gran regalo para mi.
    Sofia.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .