VOY A SER MODESTA: ME HE ILUMINADO

Ayer vi el documental de Carolina Marin (nuestra Number 1 de Bádminton): “Puedo porque pienso que puedo”. Sentí nostalgia por no tener actualmente ningún objetivo en mi vida. Por no tener ninguna meta. Por, simplemente, dedicarme a vivir (que no es moco de pavo).

Desde pequeñita he hecho mucho deporte. Tengo un don para los deportes. Todos se me dan bien, en comparación con el resto de personas. He practicado de todo un poco. A los 6 años o menos quise jugar a fútbol en el equipo de mi barrio, pero me dijeron que como era una chica no podía. Eran otros tiempos… Así que me apunté a baloncesto en el cole y estuve hasta los 18 tocando las pelotas. Sobre todo, a mi entrenadora, con mis payasadas y mis no tomármelo demasiado en serio, por muy bien que jugara.

Soy y he sido competitiva. Y también muy poco comprometida (en general). Cuando juego, a lo que sea y con quien sea, voy a ganar. Pero siempre desde el respeto y el buen hacer, no desde la confrontación y el conflicto. No me gusta perder, aunque soy buena perdedora. No soy de las que pierden y finge que no pasa nada. Sí, sí que “pasa” y sí que me fastidia. Y también me hago responsable de mi pérdida, sin culpar al otro de mis errores.

Hay mucha gente que no le gusta la competición. A mí me encanta porque no me da miedo perder. Porque no me siento menos si pierdo. Hay un gusanillo que se te despierta y te hace vibrar. Y durante esos momentos, te sientes apasionadamente vivo, sea cual sea el resultado.

Cuando me adentré en el “mundillo espiritual” (por un punto y final-aparte que hice en mi vida), que fue al apuntarme a meditación, uno de esos objetivos se encendió en mí: la Iluminación. No tenía nada que ver con lo que había sido mi vida hasta ese momento: fiestas locas, relaciones intensas, subidas y bajadas etc. De repente, un impulso me llevaba a ese destino. Estuve unos 7 años realizando todo tipo de cursos, leyendo todo tipo de libros, practicando diferentes terapias energéticas, estudiando astrología, tantra, numerología, eneagrama, reiki, budismo, advaita… Como si fuera una obsesión. Una adicción. Vamos, que me lo recorrí prácticamente todo.

Había “algo” que no me dejaba parar. Buscaba alcanzar un lugar que ni siquiera sabía lo que era. Sentía que quería Iluminarme, sin saber lo que esto significaba. Ése era mi objetivo, igual que el ser la mejor jugadora de la historia de Bádminton lo es para Carolina Marin.

Y lo conseguí. Sí. Lo confieso: estoy Iluminada. Y lo digo con toda la honestidad y, quizás, desfachatez que tengo. Nunca he estado de acuerdo con la falsa modestia. Me parece absurdo callarte tus logros, tus cualidades, tus virtudes, como si fueran algo malo.

Nos parece genial que alguien sea honesto por “abajo”, pero cuando lo es por “arriba”, lo condenamos. Pues es ridículo, porque la honestidad lo es para todo. No entiende de divisiones. De dualidades. De separaciones.

Pero la Iluminación que logré no tuvo nada que ver con la que creía que lograría. Con la que dicen los supuestos Maestros. Los supuestos Iluminados (a excepción de Jeff Foster). Con la que transmite el advaita y la no-dualidad.

Es un Despertar al “falso despertar”. Es una Iluminación de la “falsa iluminación”.

¿Por qué? Porque lo único que te sucede es un COMPRENSIÓN. Que sí es verdad que te hace sentir la Vida de otra manera, pero, a la vez, la sientes igual. No te quita el sufrimiento, el dolor, la tristeza, el miedo, la inseguridad, el vacío, la soledad, la mala leche, la exigencia…, pero ya no las temes, aunque sigan sin gustarte.

COMPRENDES que TODO ESTÁ BIEN. Que TODO ES PERFECTO. Tanto lo de Fuera como lo de Dentro. Que la Dualidad, que la Separación, tan sólo es una percepción. Una Ilusión. Y así lo sientes.

Pero en ningún momento trasciendes tu personalidad, ni el ego, ni las emociones “negativas” ni rollos de esos. Tu vida sigue siendo la misma. Te jode lo mismo. Te inquieta lo mismo. Y te hiere lo mismo.

Y diréis: menuda farsante. Y lo entiendo. No entro dentro de la imagen típica que tenemos de un Ser Iluminado. Ni por mi apariencia física, ni porque no me dedico a “iluminar” a nadie ni similar, ni porque como carne, ni porque veo los realities (no todos), ni porque veo las noticias, ni porque me encanta el flamenco, ni porque no practico yoga ni medito ni necesidad que tengo, ni por mis escritos en los que entro al trapo con temas políticos o no políticos que nada tienen que ver con lo “espiritualmente correcto” para una Iluminada COMO YO.

Lo sé. Soy como la oveja negra de la Espiritualidad. Por eso tengo tan pocos seguidores (no es una excusa…o sí…). Porque siendo como soy, en este mundillo donde la mayoría se comporta de una determinada manera, con un determinado lenguaje, con una determinada ideología, con unas determinadas creencias…, pues soy muy poco creíble. Cierto.

Pero “es lo que hay”. No lo he inventado yo… ¿Qué le voy a hacer si se ha Iluminado alguien normal y, además, mujer? ¿Voy a empezar a vestirme de blanco, a ser vegana, a ir a conciertos de mantras (que los escucho también) y a ver únicamente películas “conscientes”? Pues no. Veo de asesinos en serie, que me encantan. Sigo siendo la misma porque la Iluminación no te cambia la personalidad, ni las aficiones ni los gustos.

Y el que diga lo contrario… es que no se ha Iluminado de Verdad sino de boquilla o de mentalidad.

Y me diréis de nuevo: “vuelve a tu cunita, baby”. Pero, en serio, no es coña: ¡¡Estoy Iluminada!! Y, sinceramente, no tiene nada de especial. Sigo pagando la luz, el agua e internet. Vivo de alquiler en un pisito de 35 metros cuadrados. En un edificio donde escucho más a los vecinos que a mí misma, lo cuál me hace hervir la sangre. Porque los Iluminados también nos cabreamos, sobre todo los que somos Fuego de nacimiento. No es que nos volvamos “Teresa de Calcuta” ni por el estilo… No. El que es intenso, lo sigue siendo. Y, seguramente, bastante más si es algo que intentaba esconder o controlar porque creía que el cabreo era una energía “no espiritual”.

Total, a lo que iba…, que echo de menos tener ahora un objetivo de vida porque el que tenía ya lo conseguí. Y, sin ánimo de echarme (más) flores…, en muy poco tiempo.

Porque no os creáis que la Iluminación es una panacea. Para nada. Es más, os recomiendo que no os Iluminéis. Que no os esforcéis demasiado. Porque una vez has VISTO todo lo que tenías que Ver, Recordar y “aprender”…., ya no te queda nada más. Es como cuando ya sabes quién es el asesino de la peli. La película, el sueño…, deja de tener emoción.

El autoconocimiento se vuelve un coñazo porque no hay nada ni nadie que conocer y deja de interesarte todo lo “espiritual” porque eres Consciente de la gran cantidad de mentiras que se vierten ahí. Mentiras sin ánimo de mentir porque son totalmente inconscientes. Pero bueno, ésas sólo las podemos VER los Iluminados COMO YO (también soy un poco chula… un poco…).

Quién NO ha COMPRENDIDO seguirá mandando los mismos mensajes de siempre que mandan la mayoría y que la mayoría se creen.

Forma parte del Juego también. La Iluminación tan sólo es una pantalla más dentro de las infinitas que existen en la Vida. A cada uno de nosotros nos toca una y todas son Perfectas, digan lo que digan. Desde el que le ha tocado ser un asesino hasta el número 1 en ventas de libros de autoayuda.

Sólo existe UNA Vida que se fragmenta APARENTEMENTE en millones, trillones, de formas de vida de todo tipo y condición. No sólo la Humana. Nuestro “papel” es irrelevante. No es ni mejor ni peor. No HAY QUE ser de una determinada manera. A algunos les toca el disfraz de villano, a otros el de víctima y a otros el de Salvador.

Es así de sencillo. No hay más. Ya sé que suena un poco a ida de olla, pero, de nuevo…, “es lo que hay”.

Y, después de la Iluminación, ¿qué? Pues lo mismo, chica. Lo mismo, pero con un poco de aburrimiento más.

No me creéis, ¿verdad? Ya. Yo tampoco me creería a alguien que dice que está Iluminado como quien dice que parece que va a granizar. Porque los Iluminados tampoco admiten que lo están. No vaya a ser que les tachen de locos y pierdan credibilidad…

A mí como me da igual… Digan lo que digan, lo que digan los demás…

Pues eso. Que parece que lo esté diciendo en coña o irónicamente, pero no…

Y que podéis estar tranquilos. Que lo del cielo y el infierno también es mentira. Y lo de la Abundancia y la Carencia también. Son inventos de “El Juego” y ya está. Todos somos abundantes siempre y nunca dejamos de serlo por muy pobres e infelices que seamos.

¡Ah! Y no te preocupes por el tema de la Evolución, tuya y del Mundo, porque no hay nada que Evolucionar. Tan sólo es un teatrillo que se ha montado sin montar para poder jugar al juego de la Espiritualidad, de la reencarnación, de las Almas y demás.

No es que todos vayamos en el mismo barco, es que todos SOMOS el mismo barco. Un barco que YA está evolucionado y que nunca dejó de estarlo.

Yo seguiré haciendo el papel de Rebelde Iluminada, que es el que me han dado. Y no me quejo, ¡eh! Podría haberme tocado el de mierda de elefante o el de preservativo o el de hueso de aceituna o el de ficus o el de mojo picón.

Al menos, puedo ver el Sálvame y comerme un buen chuletón.

Y tal.

¡Uy! Me voy, que empieza Idol Kids y no quiero perderme a La Pantoja.

Venga…¡Buena Suerte! O algo.

2 comentarios sobre “VOY A SER MODESTA: ME HE ILUMINADO

  1. Jolines!!!…Gracias Emma, pienso lo mismo que tu, la diferencia es que tu tienes el gran dón de escribir las palabras y plasmarlas, buscamos la iluminación para darnos cuenta que al final lo importante es vivir y sentir…lo que es.
    Gracias

    Le gusta a 1 persona

  2. FELICIDADES!!!
    Hay quien llevamos más de 40 años en la espiritualidad y no podemos decir nada de nada…Sólo celebrar que existe, porque “alguien” como tú lo ha realizado.
    Un Abrazo de Luz.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .