LA VIDA NO TE ESTÁ PIDIENDO NADA

El sentido que le damos a la vida no es El Sentido de la Vida. Cada uno lo colorea según sus creencias. Que si estamos aquí para evolucionar, que si nuestra misión es Amar, que si encarnamos para experimentar “lo que sea”, para sanar heridas, karmas, el transgeneracional o para Regresar al Hogar.

Depende de lo que hayas metido en tu mente, tu sentido de la vida será uno u otro.

¿Te has dado cuenta de que sólo le buscamos un sentido cuando aparentemente lo perdemos? ¿Siendo perder, cuando estamos sufriendo?

Quizás la clave de todo sea darse cuenta del rechazo tan profundo que le tenemos a cualquier tipo de sufrimiento que experimentamos. Y que, por otra parte, dada nuestra condición humana-emocional, no es evitable. Sufrimos o sufriremos cuando tengamos una pérdida, del tipo que sea. O una traición. O una decepción. O una enfermedad grave.

La Vida está repleta de vida, en toda su amplitud. Y vida no es sólo las risas, las alegrías, las felicidades, los días de sol y de subidón. También la engloba las tristezas, las lágrimas, las caídas, los vacíos, las soledades, los días de tormenta y de bajón.

Esa dualidad que vivimos y somos, tanto dentro como fuera de nosotros, es la UNIDAD que tanto buscamos

Nos hemos creído que la no-dualidad, que el UNO, tiene algo que ver con eliminar una parte de esa dualidad. Y no es posible porque también forma parte de la Vida. También ES La Vida.

Por eso, nunca la alcanzamos. Porque en esa búsqueda errónea, por una creencia errónea, nos estamos alejando (sin separarnos) de lo que estamos buscando.

¿Y si la infelicidad formara parte de la felicidad? ¿Y si la dualidad formara parte de la no-dualidad?

Es como si pretendiéramos realizar un puzzle tirando a la basura piezas de ese puzzle por considerar que no forman parte de él. Nunca lograríamos COMPLETARLO porque nos faltarían partes. Partes cuya forma rechazamos por lo que nos han inculcado y nos hemos dejado inculcar.

Con esto no estoy diciendo que tengamos que ser infelices y que no nos cuidemos. Lo que digo es que la infelicidad no es un tara que nos ha puesto la vida para que la arreglemos, pues no existe nada en la Vida que lo sea. Otra cosa es lo que tú CREAS o interpretes de ella.

Es que, además, sólo hay que pararse un momento a reflexionar sobre el tema para darse cuenta de que no tiene ningún sentido esa exclusión que cometemos.

¿Qué es lo que más necesitamos cuando estamos hechos una mierda? ¿Cuando estamos sufriendo? AMOR. Nuestro y/o de los demás. ¿Cómo va a ser, entonces, el sufrimiento o la infelicidad algo a aniquilar si tiene esa relación tan estrecha con el Amor?

Y, de nuevo, no estoy diciendo que para Amar tengas que sufrir. Digo que el Amor SIEMPRE está Presente y disponible, sientas lo que sientas, experimentes lo que experimentes y seas como seas. Digo que el Amor está Más Allá de las experiencias que tenemos. De las emociones que sentimos. Y de las creencias que tenemos. Digo que no tienes que sentir ni ser de una determinada manera para que el Amor te ame. Y digo que la vida no tiene que tener ninguna condición para que el Amor se dé.

Cuando hablo de la Perfección de la Vida, me refiero a eso. A que no hay nada que cambiar. No hay nada que transformar. No hay nada que evolucionar. No hay nada que perfeccionar. No hay nada que alcanzar. No hay nada que iluminar. Pues esa Perfección ya ES siempre. Tanto en la salud como en la enfermedad. Tanto en la felicidad como en la infelicidad. Tanto en el caos como en la paz.

Y cuando lo sientes así, cuando lo COMPRENDES así, no tienes ninguna necesidad de ser otra cosa de la que eres en cada Instante. Ya estés de lo más alegre o de lo más jodida.

Y cuando digo lo COMPRENDES, y cuando digo que no tienes ninguna necesidad, tampoco me refiero a que te encante estar jodida y a que, cuando lo estés, pegues saltos de alegría.

Estoy hablando de una COMPRENSIÓN, de una no-necesidad, que habita Más Allá del personaje que rechaza, juzga, excluye, necesita, se apasiona y sufre. Yo puedo estar cagándome en todo lo que se menea y, a la vez, Comprender que ese “mecagoentodoloquesemenea” es Perfecto.

Una cosa es lo que humanamente sientes y otra cosa muy distinta es la Consciencia que tienes sobre lo que humanamente sientes.

A nadie nos gusta sufrir ni sentir soledad ni tristeza ni rabia ni estar enfermos. Pero que no me guste sentir según qué emociones no significa que no sea Realista y que no asuma lo que la vida humana implica.

Si tú crees que la Vida no es Perfecta tal y como es, lucharás (con todo lo que luchar implica) de una manera o de otra para que lo sea.

Si tú crees que tú no eres Perfecta tal y como eres, lucharás (con todo lo que luchar implica) de una manera o de otra para serlo.

Pero RECUERDA que ni la Vida ni Dios ni el Universo ni la Consciencia ni el Amor te están pidiendo nada. Que es tu mente, con sus creencias, la que lo está haciendo.

2 comentarios sobre “LA VIDA NO TE ESTÁ PIDIENDO NADA

  1. !!Gracias por mostrarnos de mil y una maneras que somos cada UNO quien elige si la experiencia que vivimos cada dia, a cada instante y como la vivimos, es nuestra responsabilidad. Ya que somos libres de aceptar o rechazar si sufrir o no, sigue siendo una opcion de cada UNO. Personalmente hace un tiempo me ocupo de tomar mi papel y desempenarlo de la manera mas natural ya que es solo un escenario en una comedia que es la vida. Reitero que sigo siendo tu lectora favorita. !Un saludo y abrazo!
    sofia

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .