QUÉ LUJO, ¿NO?

Qué lujo tener una almohada en la que despertar tus sueños y dormir tus pesadillas.
Qué lujo poder lloverte bajo el agua cada mañana.
Qué lujo que un plato nos llene las entrañas.
Qué lujo ver cómo la luna nos aúlla las noches y el sol nos saluda los días.
Qué lujo que la música nos susurre al oído nuestros anhelos y nuestras ilusiones.
Qué lujo bailarle a la Vida los versos de nuestros latidos.
Qué lujo que el mar nos moje las huellas.
Qué lujo que las estrellas iluminen nuestras ideas.
Qué lujo eclipsarnos con una mirada.
Qué lujo acariciarnos las soledades.
Qué lujo hacernos el Amor sin ni siquiera rozarnos.

Vida mía – sin ánimo de ser mi poseída –
yo le canto un Quid Pro Quo
a tu lujo
y te ofrezco mi Alma y mi Piel
para que disfrutes de ellas
igual que yo disfruto – por ser yo tu fruto –
de la Existencia de tu Miel.

Qué lujo, ¿no?

Qué lujo esto de Amar.
Qué lujo esto de Sentir.
Qué lujo esto de Vivir.

Un comentario sobre “QUÉ LUJO, ¿NO?

  1. !Asi es Emma! es un lujo que hemos dado por sentado sin detenernos un instante siquiera a deleitarnos con tierna suavidad a contemplar un cuerpo que nos proporciona la inmensa alegria de contemplar siquiera lo maravilloso que es esta naturaleza que aunque efimera e ilusoria nos produce tanto placer.
    !Un saludo y abrazo!
    Sofia.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .